Que la ciencia sirva más a la economía

La comunidad científica cubana está convocada a contribuir de forma rápida y efectiva al desarrollo económico del país y al mejoramiento de la vida de la sociedad, priorizando la producción de alimentos, el aumento de las exportaciones y la disminución de las importaciones.

Así expresó este viernes la viceministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Lina Domínguez Acosta, durante la entrega de los Premios Especiales del CITMA correspondientes al año 2010.

Los Premios Especiales del CITMA del pasado año se eligieron en cuatro categorías fundamentales: mayor relevancia científica, mayor relevancia para el medio ambiente, para la sociedad y mayor integración.

Jorge Fernández de Cossio, investigador del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), fue uno de los galardonados por creación de novedosos algoritmos y métodos para interpretar —con mayor eficacia, eficiencia temporal y recursos de memoria— los espectros de masas requeridos en estudios de proteómica.

También fue condecorada la propuesta de los especialistas José M. Febles y Marina V. Vega, de la Facultad de Agronomía de la Universidad Agraria de La Habana, creadores de un sistema de indicadores agroambientales para evaluar la situación actual y perspectiva de los suelos de las regiones cársicas habaneras.

Compartió la condición el Doctor Pedro Pablo Rodríguez, del Centro de Estudios Martianos, autor de una edición crítica de las obras completas de José Martí. El texto destaca, entre otros méritos, por la incorporación de más de 300 textos inéditos o desestimados en ediciones anteriores.

Una investigación encabezada por Olimpia Gómez Consuegra, del Instituto de Investigaciones Hortícolas Liliana Dimitrova, fue premiada por obtener una estructura varietal de tomate cubano, con una tecnología modernizada y diversificada. Los indiscutibles aportes del estudio lo hicieron merecedor, además, del Premio Nacional a la Innovación Tecnológica 2010.

El anterior lauro fue compartido con Eduardo Martínez Díaz, investigador del CIGB y creador de una nueva variante de formulación de la vacuna pentavalente, e Iverlis Díaz Polanco, del Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos, quien facilitó el desarrollo, introducción y generalización de una formulación de tabletas revestidas de Atorvastatina 20 mg, de alto costo en el mercado, utilizadas para reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Durante la ceremonia fueron otorgados 60 premios Academia de Ciencias de Cuba correspondientes al pasado año en Ciencias Agrarias y de la Pesca, Ciencias Técnicas, Naturales y Exactas, Sociales y Biomédicas.

Tomado de Juventud Rebelde: Que la ciencia sirva más a la economía – Cuba – Juventud Rebelde – Diario de la juventud cubana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s